El cristal templado es considerado un cristal de seguridad, ya que mediante un proceso térmico se le incrementa su resistencia de 4 a 6 veces más que la de un vidrio normal, sin alterar sus propiedades

Entre los principales beneficios que ofrece se encuentran su resistencia, seguridad y versatilidad, ya que en caso de rotura se fragmenta en pequeñas partículas de aristas redondeadas, a diferencia de un cristal común que rompe en grandes fragmentos con puntas agudas muy peligrosas.

Comunícate con los expertos de Vitralud para consulta más sobre las aplicaciones de nuestros cristales templados para fachadas, ventanas, domos, puertas, barandales, canceles y cubiertas .

¡Te asesoraremos con gusto!